Baño Turco

Está considerado desde la antigüedad como una de las más populares y eficaces opciones terapéuticas de la denominada hidroterapia. Dentro de él la temperatura es de 42ºC y la humedad alcanza el 90%.

El vapor de agua inhalado y mezclado con esencias, mejora en muchos casos notablemente las afecciones bronquiales producidas por asma, bronquitis, alergias, tabaco, etc. El suave calor cargado de humedad hace que se produzca un masaje vascular periférico, produciendo un alto grado de sudoración consiguiendo una dilatación y limpieza de los poros de la piel, así como su hidratación. Todos los efectos sumados producen al final de la sesión una agradable sensación de bienestar y relax, por lo que es muy recomendado después de una sesión de ejercicio.

Instalaciones